Declaración de Principios

El Supremo Consejo del Grado 33 y último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España se estableció bajo el imperio de los Reglamentos y Constituciones dictados en Burdeos, Francia, por los Príncipes del Real Secreto en el año 1762, y por las Grandes Constituciones del Grado 33 promulgadas en Berlín en 1786, las cuales fueron revisadas por la Convención Universal de los Supremos Consejos reunida en Lausana del 5 al 22 de Septiembre de 1875.

Los principios Masónicos fundamentales de nuestro Supremo Consejo son los siguientes:

    • Es una asociación voluntaria de hombres, cuyo origen se pierde en la antigüedad, y que actualmente agrupa a millones de miembros.
    • Es una sociedad fraternal, que admite a todo hombre libre y de buena reputación, sin distinción de raza, religión, ideario político o posición social, exigiendo únicamente que posea un espíritu filantrópico y el firme propósito de tratar siempre de ir en busca de la perfección individual.
    • La Masonería tiene prohibido expresar opinión alguna dentro de sus Talleres, sobre temas políticos o religiosos y gracias a ello, ha podido superar el constante cambio de doctrinas y sistemas del mundo.
    • No es solamente una asociación benéfica, aunque considere esta práctica como un deber.
    • No es una religión, ya que no impone a sus miembros una creencia religiosa determinada. Los Masones pueden practicar la religión de su preferencia, con tal de que respeten las opiniones de los demás.
    • No es una organización política, ya que sus miembros pueden optar libremente por el sistema político de su preferencia.
    • No es una asociación para obtener beneficios personales ya que no procura a sus adheridos, ventajas en los negocios o en la política.
    • No es un forum para discutir asuntos personales.
    • No es una sociedad secreta, ya que no niega su existencia y cuáles son sus propósitos y finalidades y está inscrita en el Ministerio del Interior, en el Registro de Asociaciones, con los nombres y apellidos de sus dirigentes y la presentación de sus Estatutos.
    • No es una escuela filosófica, ya que el trabajo en sus Logias es fundamentalmente ritualístico.

Si hubiera que concretar al máximo sus aspiraciones estas son:Concepto de servicio e influencia en la sociedad civil para producir -una vez más-cambios sustantivos en el avance, hacia lo Alto, de la humanidad.

Las divisas del Supremo Consejo son:

  • Deus meunque ius.
  • Ordo ab chao.

[VOLVER A SUPREMO CONSEJO]

triangulo


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies